Consumidores y usuarios presos de las TICs - Expediente Político.Mx

Reciente

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

miércoles, 26 de enero de 2022

Consumidores y usuarios presos de las TICs



Esta columna forma parte de la edición 55 de Expediente Político.Mx. Descarga aquí


Por José David Cabrera Canales, analista y profesor de tiempo completo en la UATx


"Cuando algo es gratis el producto eres tú"

 

En la actualidad, existe un panorama nada alentador sobre el uso, pero principalmente el mal uso, que se le está dando a la información personal que vamos dejando en nuestro paso por el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), ya que por medio de éstas, a través del uso masivo de la información de las personas en las distintas plataformas digitales, se ha demostrado que existe una grave afectación a la protección de los datos personales que conlleva a una exposición casi permanente de la vida privada e intimidad de las personas -de forma voluntaria, muchas de las veces-, así como al debilitamiento del estado constitucional de derecho y de las democracias.


Lo anterior, derivado a la entrega de los datos de las personas a las compañías que se encargan de proporcionar servicios tanto de internet, como las plataformas digitales para la conexión remota para realizar actividades académicas y laborales; ya que, en la mayoría de los casos, existe un total desconocimiento sobre el uso seguro que garantice la protección de los datos.  Por otro lado, también existe una exposición y violación a la vida privada de las personas por medio de las redes sociales masivas que a cambio de proporcionar un servicio de comunicación, extraen y recaban información, que incluso permite realizar perfilados masivos, que han producido manipulaciones en procesos electorales (elección de los Estados Unidos de Norteamérica del año 2017) y en la toma de decisiones públicas como la salida del Reino Unido como país integrante de la Unión Europea (Brexit 2016).


Anteriormente, nuestras preocupaciones como individuos e integrantes de la sociedad eran el poder comunicarnos con las personas cercanas a nuestro entorno personal y familiar, no veíamos en esa necesidad de comunicación, riesgos a nuestra privacidad, incluso nuestro entendimiento hacia los temas relacionados a los derechos humanos en general y los derechos relacionados a la libre determinación informativa o el derecho a la protección de datos. Estos conceptos no estaban dentro de nuestro vocabulario y mucho menos dentro de nuestras prioridades. La sociedad estaba en una etapa en la que la ingenuidad y el desconocimiento abarcaban nuestras acciones humanas.


Con el paso del tiempo y con la revolución tecnológica a partir de finales del siglo XX, ha sido necesario, en primer lugar, ir haciendo cambios a la legislación para poder enfrentar los cambios de paradigmas. El derecho va evolucionado conforme cambian las conductas humanas y éste se va adaptando a las necesidades sociales; las naciones y las personas que no ingresen a la nueva era tecnológica serán marginados, anulados y vistos como analfabetas tecnológicos, tanto por los países desarrollados tecnológicamente, como por las personas que logren modificar su forma de ver, entender, comprender y emprender las   nuevas formas de relaciones sociales basadas en la tecnología. 


Los avances tecnológicos, entre ellos el internet, han supuesto la mayor revolución de la humanidad en los últimos siglos. Las TIC nos han aportado beneficios, pero también perjuicios a nuestras vidas. Dentro de la vorágine social, lo que antes era una preocupación y una necesidad -simple y sencilla- de comunicarnos, hoy se ha vuelto un problema que ha generado afectaciones en las relaciones humanas. 


Las nuevas tecnologías en lugar de vincularnos más con nuestros seres cercanos nos han alejado. En el caso de las naciones, la tecnología ha generado cambios sociales y políticos que tienen una explicación desde el uso masivo de datos para lograr y generar cambios en las estructuras de poder, manipulando a las personas por medio del uso de masivo de bases de datos que son aportados de manera voluntaria por los propios titulares de esos datos, se trata de una paradoja. Sin embargo, es una realidad que tenemos frente a nosotros y en ocasiones ni cuenta nos damos, pareciera que nos dirigimos hacia el abismo de forma voluntaria, con los ojos cerrados y dispuestos a caer al fondo. 


Desde otra perspectiva, los avances tecnológicos han sido útiles para la sociedad, pero aparejado a su utilidad han generado algunas consecuencias no del todo favorables para las personas; por ejemplo, han representado una esclavilización voluntaria tanto a dispositivos como a los contenidos. De acuerdo con algunos estudios, se ha identificado que un usuario medio de internet pasa 6 horas con 43 minutos conectado al día, lo que implica afectaciones a sus relaciones humanas e incluso a su salud. Hoy existen más personas con problemas de la vista, articulares y con problemas psicológicos como la ansiedad o la depresión.


Por otro lado, la responsabilidad de dedicar determinado tiempo a los contenidos y al uso del internet es de cada uno de nosotros, si bien somos los responsables de tomar la decisión personal de lo que hacemos con nuestro tiempo y nuestras vidas, actualmente existe una razón por la que hoy nuestros hábitos para navegar y explorar en la internet han cambiado. Podemos encontrar cualquier información, además los contenidos que encontramos abarcan prácticamente todos los campos de las ciencias y de los intereses de las personas. Podemos encontrar información inimaginable con tan solo apretar un botón estando en cualquier lugar. La tecnología sin duda aceleró su evolución a raíz de los problemas derivados por la pandemia ocasionada por el nuevo coronavirus SARS- COV2 (COVID-19), ya que tanto las escuelas como los gobiernos y las actividades en general se trasladaron de la presencialidad a la virtualidad; es decir, a los medios digitales nos han convertido en presos de la tecnología y de las redes sociales digitales. 


@David_CabreraC

josedavid.cabrera@uatx.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here