Experimentar en cabeza ajena - Expediente Político.Mx

Reciente

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

martes, 12 de noviembre de 2019

Experimentar en cabeza ajena


Zurya Escamilla Díaz (Tlaxcala, Tlax., 12 de noviembre de 2019) Lo ocurrido con la salida de Evo Morales no sólo de la presidencia, sino de Bolivia misma, me trae a la mente la frase "experimentar en cabeza ajena".
Con los procesos de reelección y la vulneración de las instituciones que forman parte de un régimen democrático; llámese órganos autónomos -electorales o no-, partidos políticos, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil, academia y los poderes legislativo y judicial en sí mismos; no sólo se da armas a los opositores, sino que se pone en riesgo la estabilidad de todo un país.
De nada sirven las buenas intenciones de un gobernante, si para dar continuidad a un proyecto se trastocan las estructuras de la democracia y se vulneran los derechos humanos. Cuando es así, el proyecto mismo se pone en riesgo.
México ha respondido a una larga tradición diplomática; particularmente, al considerar la forma en que se dio la dimisión del mandatario boliviano: la presión de las fuerzas armadas. La también tradición latinoamericana nos ha mostrado que cuando se pretende conquistar la democracia por la fuerza, los resultados son catastróficos para la gente.
Sin embargo, no se puede dejar pasar la señal que esta anfitrionía mande a la población, no sólo a los opositores. Sobre todo, luego de una semana en la que se ha cuestionado la elección del nuevo titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la propuesta de Morena para acortar la presidencia del Instituto Nacional Electoral (INE).
También, ante la violencia que se vive en muchos lugares del país y de los asesinatos tanto de periodistas como de defensores de los derechos humanos; por no mencionar la violencia y estigmatización proveniente desde el poder mismo.
Ojalá, mandatario, integrantes del gabinete, legisladores y miembros tanto del partido en el poder como de sus aliados comprendan que lo ocurrido en Bolivia es apenas un ejemplo de lo que podría pasar en México; si no se respetan las instituciones democráticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here