Alternancia… Los retos de la nueva administración - Expediente Político.Mx

Reciente

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

domingo, 5 de septiembre de 2021

Alternancia… Los retos de la nueva administración

 



Por Silvia A. Nava Nava. 

Nada es nuevo, todo tiene una historia, una aportación colectiva más allá de cualquier tendencia o apreciación. Generalmente los seres humanos cuando emprendemos un proyecto, olvidamos la aportación de mujeres y hombres de todos los rostros de todos los nombres, presente en cada uno de los recursos y testimonios tangibles que rodean nuestra vida, evidencias de diversidad y pluralidad. En todo momento en todos los tiempos, ese ha sido el principal desafió para el avance, reconocernos para poder avanzar. 


Muchas las cosas y temas que preocupan a las y los tlaxcaltecas. Entre todos sobresale la aplicación de justicia y los retos que enfrenta la Procuraduría General de Justicia del Estado con una precaria infraestructura material y financiera, que con mucho enfrenta de manera desigual a la delincuencia, violencia, demandas de seguridad y justicia. La prioridad es la prevención del delito e impartición de justicia. Para casos en que ya no es posible remediar el daño, importante y urgente, incorporar la colaboración de otras disciplinas como la criminología y especialistas con perspectiva de género, porque si bien la violencia es una enfermedad que nos aqueja de forma generalizada, la violencia en razón de género es insoportable y dañina como el cáncer que lastima y extingue la vida. 


Desafío significativo, la vigilancia sobre el comportamiento y transparencia que debe establecerse para impartidores de justicia tanto como para servidores públicos de la estructura institucional de todas las instancias del Poder Judicial. Sin dilación fortalecer políticas y acciones de respeto a la igualdad, tanto en el lenguaje como en el comportamiento para enfrentar discriminación, revictimización por actitudes de violencia no verbal e inequidad.  


La pandemia transformó nuestras vidas, nuestros modos de ser y de pensar, necesitamos re educarnos y reinventarnos,  por ello el sector educativo debe ser fortalecido teniendo como centro a las y los estudiantes  principal recurso de esta sociedad, per de la mano de las y los docentes (no de los dirigentes), considerando sus propias necesidades para generar sinergia sustantiva, en el trayecto del horizonte por construir  niñas, adolescentes y mujeres ocupan un lugar relevante, primero porque como población hablamos del grupo más grande,  numéricamente hablando, objeto  de atención  para la administración pública y  segundo término, porque si existían retos y demandas antes de este doloroso pasaje que vivimos,  dejado heridas,  ausencias irreparables, necesidades, demandas,  pobreza de oportunidades,  los retrocesos y desigualdad asoman por doquier. Seguir adelante, requieren suma de esfuerzos, demanda acción, compromiso de todas, todos, suena trillado, pero, todos faltan, nadie sobra. 


Con el inicio de clases, la economía se echa a andar, cuál cometa, su cauda arrastra precariedad laboral, aumento de la brecha salarial, pérdida de empleos falta de oportunidades.  ¿Quiénes han sido mayormente afectada? Las mujeres. Otra vez las mujeres. Los expertos en economía, particularmente economistas con visión de género o feminista e incluso el propio Instituto Nacional de las Mujeres a través del funcionariado y presidenta Nadine Gasman Zylbermann, han expresado que cuando existe un fenómeno tan complejo como el que experimentamos por el SARS COV 2 y sus variantes, los más numerosos desplazamientos del empleo formal son de mujeres por el doble, triple o cuádruple rol de madres, esposas, cuidadoras y jefas de familia. Pensar en ir a la escuela, se torna más difícil, pagar las tareas domésticas ¿con qué? Aunque se realicen jornadas extenuantes y trabaje toda la familia no alcanza el dinero y ¿quién cuida a los menores? Las hermanas mayores, ¿quién se queda para trabajos de la casa? Las adultas, ¿quién se somete a la austeridad y miseria en silencio? Las adultas mayores. 


Se requiere algo más que el apoyo- que es muy bueno- de programas y dinerito que auxilia; autonomía y dignidad, dignidad humana que brinda la satisfacción de obtener el sustento con el producto del esfuerzo personal y ejercicio del derecho a decidir el destino propio. Las guarderías son un recurso fundamental para hacer efectiva la igualdad y seguridad de las mujeres, niñas y niños. Urgente recuperar la política pública de guarderías infantiles, crear la política pública de estancias de día para las y los adultos mayores por el derecho a una vida con dignidad y reciprocidad por una vida de trabajo, ampliar la visión y suma de esfuerzos con el sector empresarial para crearlas aleatoriamente a los centros de trabajo, paulatinamente dar forma al sistema de cuidados, elemento fundamental de la igualdad real. 


¿Y en salud?, nuestro delgado y empobrecido sistema de salud, exige para garantizar el derecho a los servicios, inversión suficiente, tecnología aplicada, infraestructura y mejora de las condiciones de los trabajadores (tener con qué y adecuados recursos), además programas permanentes de contención emocional. Duele que las personas que han arriesgado la vida para salvar la de todas y todos, no obtengan el reconocimiento efectivo. Que muchos, muchas fallecieran víctimas de esta enfermedad, por efecto de batallas libradas en aridez y soledad o nuevamente estén en el desempleo. 


Las mujeres arribamos al poder y a los espacios de toma de decisión por efecto de la lucha histórica generacional, debemos tenerlo presente en la memoria, aprovechar la oportunidad construida para ejercerla en el marco de la pluralidad, diversidad y respeto a los derechos humanos; porque en la fortaleza de las y los demás está la propia.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here