Empecemos "sin etiquetas" - Expediente Político.Mx

Reciente

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, 6 de enero de 2020

Empecemos "sin etiquetas"


Geovanny Pérez López (6 de enero de 2019) Los juguetes en la infancia son las herramientas que nos llevan a experimentar, explorar, aprender, socializar, crear y creer en el poder de nuestra imaginación, además de potencializar nuestras habilidades, entre muchas cosas más.
Basta con recordar nuestra infancia, donde nos limitaban por ser “niños” o “niñas” o donde disfrutábamos jugando, sin importar el color de los juguetes, los roles en los juegos, o si tenían aquellas “etiquetas”, que cuando crecemos le ponemos a los juegos y/o juguetes, diciendo que son para “niño” o “niña”, olvidándonos que los juguetes son referentes en la infancia para nuestra vida adulta. Por lo tanto, al plantear diferencias por sexo o género, lo que estamos haciendo es construir desigualdades, enseñar que en esta sociedad hay clasificación de los juegos y juguetes, incluso de las personas, según su sexo o género. Esto lleva a crear estereotipos de género “etiquetas” donde los varones son poderosos (superhéroes) y las mujeres “princesas” (linda, sumisa).
Sólo para aclarar, no es lo mismo sexo que género, el sexo hace referencia a las características biológicas de hombres y mujeres. Mientras que el género refiere a los rasgos que cada sociedad asigna a las mujeres y los varones, a las niñas y los niños. O sea, lo que se considera “propio” de las mujeres y “propio” de los varones, y que no depende del sexo biológico sino producto de una construcción social que se realiza a partir de la identificación de la genitalidad de las personas. Por lo tanto, los estereotipos basados en las relaciones de género “etiquetas” contribuyen a la construcción simbólica de roles y atributos de las personas a partir del sexo asignado al nacer, estableciendo una jerarquía en la cual lo masculino es valorado como superior respecto de lo femenino, y convirtiendo la diferencia sexual en desigualdad social.
De lo anterior, vivir en una sociedad con “etiquetas” donde los varones y las mujeres no ocupan el mismo lugar ni son valorados/as de la misma forma, significa que algo se tiene que cambiar desde la infancia, y es eliminar la idea de que hay juguetes y/o juegos para “niños” o “niñas”, ya que  esta construcción social seguirá alimentando pensamientos machistas, estructuras y sistemas que normalizaran que las mujeres sean “princesas” y los varones “superhéroes”, es por ello que en la vida adulta se normalizan las violencias en sus distintas formas y modalidades.
Por eso, empecemos sin “etiquetas”, y empecemos a poner en marcha nuestra mirada crítica, al regalar juguetes y/o juegos. Ése es el primer paso para comenzar a desnaturalizar y deconstruir esos estereotipos de género en la infancia, por supuesto que no es una tarea fácil, pero quienes acompañamos en la crianza lo podemos lograr, siendo responsables en aprender y enseñar a elegir de acuerdo a criterios y deseos propios, dando la oportunidad de disfrutar del juego y de los juguetes, ya que de nuestra elección y decisión depende, si contribuimos o no, a la formación y construcción de infancias libres de estereotipos “sin etiquetas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here