Candidaturas independientes rumbo al 2021 - Expediente Político.Mx

Reciente

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

martes, 24 de noviembre de 2020

Candidaturas independientes rumbo al 2021

 

? Gabriela Vargas G. @Biarritz3 (noviembre, 2020)

Ante el desencanto de la ciudadanía con los partidos políticos, en 2012 se empezó a trabajar para garantizar a la ciudadanía el derecho a ser votada sin la necesidad de ser respaldada por uno de ellos.

Con una larga trayectoria electoral que le precede como ex magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y funcionario del Instituto Nacional Electoral (INE), Marco Antonio Zavala Arredondo, nos comparte su visión experta del papel de las candidaturas independientes en nuestro país, justo ahora que el INE ha publicado la convocatoria para quienes aspiren contender electoralmente por esta vía.

¿Nos puede compartir desde cuándo se incorporó la figura de candidaturas independientes en nuestra Constitución?

La figura de las candidaturas independientes no es nueva. Ya existía en legislaciones locales, como era el caso de Sonora y Yucatán, a las que se sumaron posteriormente los estados de Zacatecas y Quintana Roo antes, incluso, de la reforma constitucional de 2012 y la expedición de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) de 2014 por las que se establecieron los requisitos, términos y condiciones para su acceso, así como los derechos y obligaciones de quienes aspiraran a obtener su registro como candidatos independientes.

¿En su apreciación, la considera como alternativa complementaria de participación ciudadana?

Me parece que sí. En términos formales, puede verse en las candidaturas independientes o ciudadanas una alternativa complementaria del sistema de partidos. Desde luego, esta forma de postulación -al margen de un partido- se ha visto como una posible solución al desencanto de buena parte de la población respecto a la opción partidista y, en general, a la insatisfacción generalizada de la política, sobre cómo se atienden sus demandas sociales.

¿Cualquier ciudadana/o puede ser un candidato independiente para este proceso electoral federal 2020-2021? ¿Y a nivel local?

El derecho a solicitar el registro como candidato o candidata independiente está garantizado a los ciudadanos en la Constitución. Sin embargo, es importante tener en cuenta que en la ley se pueden establecer requisitos y condiciones para la postulación de una candidatura independiente, las cuales deben obedecer a valores reconocidos por la propia Constitución.

En este sentido, cualquier ciudadana o ciudadano mexicano que tenga el interés de participar por algún cargo de elección popular sin ser postulado por un partido político, tanto en el ámbito federal como local, deben satisfacer dos clases de requisitos.

Por un lado, debe cumplir los requisitos de elegibilidad del cargo de que se trate. Normalmente atañen a ciertas cualidades de la persona que se consideran pertinentes para el desempeño de la función respectiva, como contar con una edad determinada, gozar de una residencia o vecindad por determinado tiempo, no ser ministro de culto religioso o haberlo dejado de ser cuando menos con cinco años de antelación, etcétera.

En ocasiones también consisten en prohibiciones de no desempeñar ciertos cargos públicos o, en su caso, haberse separado de ellos con determinada anticipación al día de la elección.

Pero también deben cumplir con el procedimiento y las condiciones establecidas por las leyes electorales que resulten aplicables para poder lograr su reconocimiento por la autoridad electoral competente.

Estas exigencias varían en función del cargo por el que la persona aspire, así como de lo que cada legislación señale, pues no es el mismo el respaldo o apoyo ciudadano que requiere un aspirante a una candidatura independiente para la Presidencia de la República (1% de la lista nominal de electores, de por lo menos 17 entidades federativas), que para una diputación federal (2% de la lista nominal de electores correspondiente al distrito electoral por el que compite, y estar integrada por ciudadanos de por lo menos la mitad de las secciones electorales), por poner un ejemplo de lo que acontece en el ámbito federal.

A nivel local los requisitos resultan diversos, pues depende de lo que cada legislación establezca, ya que el procedimiento para solicitar y obtener el registro como candidata o candidato independiente se desarrolla ante organismos públicos locales electorales (OPLES), a diferencia de lo que ocurre tratándose de cargos del ámbito federal, que corresponden al INE.

Es importante señalar que, aun cuando hay particularidades en cada estado, existe un modelo en cierta medida estandarizado a partir de lo que señala la LGIPE, pues en todos los casos se requiere de la emisión de la convocatoria correspondiente, la manifestación de intención de registrarse como candidata o candidato independiente, la constitución de una asociación civil, así como acreditar el apoyo ciudadano requerido para la obtención de la candidatura.

-¿Se puede ser candidata/o independiente para cualquier cargo, incluso la Presidencia?

Sí, de acuerdo con lo que dispone el marco legal, las y los ciudadanos tienen derecho a solicitar su registro como candidato o candidata independiente para cualquier cargo de elección popular, siempre que cumpla los requisitos, el procedimiento y las condiciones que las leyes establecen.

Por ejemplo, en el proceso federal electoral 2017-2018, ochenta y siete personas manifestaron su intención de participar como candidatos independientes a la Presidencia de la República; sin embargo, sólo dos obtuvieron su registro, de las cuales una posteriormente renunció durante la campaña electoral.

-¿A qué se refiere la autoridad electoral cuando establece un plazo para la manifestación de intención para candidaturas independientes?

Como te decía, la legislación electoral federal y, en general, las de las entidades federativas establecen una serie de etapas, entre ellas, la emisión de la convocatoria, los actos previos al registro de candidaturas independientes, la obtención del apoyo ciudadano y el registro de candidaturas.

En la primera etapa, la autoridad electoral emite una convocatoria dirigida a las y los ciudadanos con interés en postularse como candidatos independientes, en la que precisa los cargos de elección popular a los que pueden aspirar, los requisitos que deben cumplir, la documentación comprobatoria requerida, los plazos para recabar el apoyo ciudadano correspondiente, los topes de gastos que puedan erogar en los actos tendentes a recabar el apoyo ciudadano, las fechas de sesiones para acordar lo conducente respecto de las solicitudes de registro, causas de cancelación de candidaturas, prerrogativas de los candidatos independientes y los formatos que serán utilizados, y en general las bases para su participación.

Ahora bien, la legislación electoral exige que las y los ciudadanos que estén interesados en postularse bajo esta figura, lo hagan del conocimiento del INE, en el caso de que se trate de un cargo federal (Presidente de la República, senadores y diputados), o del OPLE de la entidad federativa de que se trate (en el caso de Gobernador, Jefe de Gobierno, diputados locales, acaldes, miembros de ayuntamiento y otros cargos de elección popular locales), en el formato que determine la autoridad electoral.

Así, en las convocatorias que emiten las autoridades electorales, y en el caso particular del INE, se establece el plazo para que los postulantes lo hagan de su conocimiento a través de alguno de sus órganos, dependiendo del cargo de que se trate.

Por ejemplo, apenas el 28 de octubre pasado el Consejo General del INE aprobó la convocatoria dirigida a la ciudadanía interesada en postularse como candidatas o candidatos independientes a diputaciones federales por el principio de mayoría relativa para el proceso electoral federal 2020-2021.

La convocatoria se encuentra actualmente publicada en la página de internet del INE y ahí cualquier persona puede conocer el cómo, cuándo y dónde de los trámites que deben gestionarse, así como el procedimiento correspondiente.

Conforme lo que dije, y de acuerdo con dicha convocatoria, quienes estén interesados en participar deberán presentar una manifestación, a la cual deben acompañar la documentación que ahí se precisa, entre el 30 de octubre al 01 de diciembre, ante la oficina distrital del INE que corresponda. Si se cumple con los documentos que deben presentarse, la autoridad así lo hará saber a la interesada o interesado, para que pueda continuar el procedimiento establecido en la ley.

¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrentan las candidaturas independientes? ¿Existen gestiones de la autoridad electoral para que puedan recibir financiamiento de campaña, como sucede con los partidos políticos?

Derivado de las dos experiencias a nivel federal en las que se han implementado las candidaturas independientes, podemos resaltar dos aspectos que han sido un obstáculo.

El primero lo encontramos en la etapa previa a la obtención de la candidatura independiente, pues se ha advertido que las personas que aspiran a una candidatura por esta vía enfrentan dificultades para obtener el número mínimo de firmas de apoyo ciudadano exigido por las leyes.

Aun cuando la autoridad electoral ha implementado mecanismos para facilitar la captación del apoyo ciudadano, como fue en el proceso electoral federal 2017-2018 con el uso de una aplicación móvil, en los hechos quienes logran obtener el mínimo de respaldo ciudadano exigido es un número significativamente inferior en comparación con la cantidad de personas que manifiestan su intención de postularse como candidatos independientes.

Por poner un ejemplo, en el proceso electoral federal 2017-2018, de las 187 personas que presentaron su manifestación de intención para postularse a una diputación federal y cumplieron con los requisitos respectivos, sólo 40 aspirantes cumplieron con todos los requisitos.

Este obstáculo podría deberse a múltiples factores, entre ellos, que en esta etapa los aspirantes no cuentan con financiamiento público, la poca o nula proyección pública de algunos aspirantes en comparación con quienes cuentan con una trayectoria política, el desinterés de la ciudadanía en la vida política del país, entre otros.

Otra dificultad que podemos advertir, la encontramos propiamente en las condiciones materiales de la contienda. El acceso a tiempos de radio y televisión, así como al financiamiento público para la obtención del voto, se da en condiciones distintas entre candidatos independientes y los postulados por los partidos políticos, lo que podría colocarlos en desventaja en la contienda, pues precisamente en esta etapa del proceso electoral resulta fundamental que cuenten con los medios necesarios de manera que se garantice su participación efectiva en condiciones que les permitan tener oportunidades reales de obtener el triunfo.

¿En su opinión ha sido exitosa la figura de candidaturas independientes en México? ¿Cuántos candidatos/as independientes han ganado desde la reforma de 2012?

Sin duda de las dos experiencias pasadas, se puede afirmar que las candidaturas independientes han despertado el interés de la ciudadanía. La participación ciudadana, a través de las candidaturas independientes ha ido en aumento, pues en las elecciones federales de 2018 se cuadriplicó la participación de las candidaturas independientes respecto al proceso electoral federal 2014-2015.

Sin embargo, en términos del número de candidatos independientes que han obtenido el triunfo en las elecciones, particularmente en el ámbito federal, los resultados no son óptimos. En el proceso electoral federal 2014-2015 de los 22 candidatos independientes, sólo uno ganó una diputación, mientras que en el proceso electoral federal 2017-2018, de las 46 personas que obtuvieron su registro como candidatas independientes (2 a la presidencia, 37 a una diputación y 7 a una senaduría) ninguna obtuvo el triunfo.

En el ámbito local los resultados han sido más alentadores. En el proceso electoral 2012-2013 del estado de Zacatecas, que serían las primeras elecciones en las participaron candidatos independientes después de la reforma constitucional de 2012, resultó electo un candidato independiente a una alcaldía.

En el proceso electoral 2015, resultaron electos 5 candidatos independientes: 1 a gobernador; 1 a diputado local, y 3 a ayuntamientos), en tanto que en 2016 fueron 10 los candidatos triunfadores (9 ayuntamientos y 1 en el Constituyente de la Ciudad de México).

En las elecciones de 2018, de las 400 candidaturas independientes registradas a ayuntamientos, 21 obtuvieron el triunfo en los estados de Nuevo León (4), Michoacán (3), Oaxaca (2), Puebla (2), Querétaro (2), Jalisco (2), Chiapas (1), Chihuahua (1), Morelos (1), San Luis Potosí (1), Sonora (1) y Tamaulipas (1).

¿Qué casos representativos nos podría compartir de candidaturas independientes que no prosperaron, pese a gozar de respaldo popular para materializarse, y cuáles fueron las razones de ello?

Podría citar el caso de Pedro Kumamoto quien, a pesar de no tener propiamente un origen partidista, obtuvo su registro como candidato independiente a una senaduría en el proceso electoral 2017-2018. En la etapa de apoyo ciudadano, logró recabar el 114% de apoyos válidos respecto del umbral requerido (115,443) en 13 distritos electorales de Jalisco.

Pese que en 2015 obtuvo el triunfo, como candidato independiente, en una diputación local del Congreso de Jalisco, y que en el proceso electoral federal recibió el 21.87% (761,812 sufragios) del total de la votación emitida, posicionándose en el tercer lugar de la contienda, por debajo de las coaliciones Juntos Haremos Historia y del Frente por México, no logró acceder a la curul.

Las alianzas partidistas en ese proceso electoral, así como el particular contexto político, pudieron ser el principal motivo por el que el candidato independiente no alcanzó los votos suficientes para ganar una curul; sin embargo, existen otros factores que pudieron haber influido en el resultado de la elección, como la diferencia de financiamiento público y los tiempos en radio y televisión a los que tienen acceso los candidatos independientes, en comparación con los de un partido.

-En su experiencia, ¿hace falta otra reforma para reforzar esta figura, o que mecanismos son necesarios para hacerla más asequible a la sociedad?

Sería conveniente analizar profundamente los requisitos que se exigen a las personas que aspiran a una candidatura independiente, a fin de que resulten plausibles y que no representen un obstáculo, particularmente el porcentaje de apoyo ciudadano que les es exigible para obtener el registro como candidatos independientes. Otro aspecto que tendría que llevarnos a la reflexión es el relativo a las condiciones materiales en las que compiten.

Al margen de esto, debe también pensarse en qué clase de candidaturas independientes se quieren y cuál es el papel que están llamadas a cumplir, porque evidentemente constituyen oxígeno para el sistema democrático de la competencia electoral. Sin embargo, la apertura o fortalecimiento de esta figura no va a traer consigo, por sí misma, un cambio sustantivo en las condiciones económicas y sociales.

Por ello, debemos ser cuidadosos en no fijar expectativas que no van a realizarse porque no está en las candidaturas independientes la posibilidad de solucionarlas. De no hacerlo, correríamos el grave riesgo de erosionar más el ideal democrático que, en estos momentos de desencanto generalizado, no conviene a nadie.

De esta manera, Marco Antonio Zavala comparte elementos importantes sobre la construcción y maduración de esa figura que vale la pena considerar por quienes busquen esta vía para participar en el proceso electoral l


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here